Hospital Materno Infantil La Altagracia está sobrepoblado por parturientas haitianas

HIGÜEY. El Hospital Materno Infantil La Altagracia tiene una sobrepoblación de parturientas y paciente de nacionalidad haitiana, quienes se han convertido en numerosos demandantes de los servicios que ofrece ese centro.

Esta situación le crea serios problemas a ese hospital, ya que la planta física, los medicamentos y los médicos que tiene no son suficientes para atender a todos esos extranjeros y a los dominicanos que igualmente acuden en busca de atenciones sanitarias.

El director del hospital, Héctor Julio Rincón, dijo que cada país elabora un presupuesto en base a un número poblacional, y el Estado envía una subvención para la población presupuestada. Es decir, que si la población se ve duplicada no significa que el Gobierno entregará más dinero, ni tampoco que la planta física se expanda.

Reveló que con la situación de la sobrepoblación están haciendo “malabares”, y trabajando a pesar de las precariedades que presentan. Al mismo tiempo señaló que como directivo del centro de salud tiene un compromiso moral en estos casos. “Nuestro deber es atenderlos, y lo hacemos”, puntualizó Rincón.

Expresó que ese centro médico necesita crear las condiciones fí- sicas adecuadas para las pacientes de obstetricias y los niños, para poder ampliar las coberturas. Asimismo, dijo que los medicamentos y los insumos que lleguen al hospital deben ser orientados a esos grupos poblacionales, ya que el enfoque que se tiene es específicamente en las patologías propias de las féminas, y de los niños desde la edad de cero a 15 años.

Además, dijo que el centro necesita incrementar profesionales de la salud en aéreas claves, como son los ginecobstetra, pediatras y anestesiólogos. También, considera que será necesario reducir el servicio de otros médicos que no tienen razón de estar en hospital, como son los ortopedas, urólogos, cirujanos y gastroenterólogos.

Por Yeimy Puello /[email protected]