Missing image

EDITORIAL / Una loable acción en noviembre

La representación en la provincia La Altagracia del Ministerio de la Juventud y el Ministerio Público de La Romana, realizaron por separado dos actividades la pasada semana, ambas concentradas en aportar información a jóvenes, sobre todo escolares, en dos temas muy fundamentales para el buen desarrollo del individuo: Derechos y deberes, así como violencia de género.
En Higüey, Jefferson Castillo trabajó lo relativo a los derechos y deberes, que no es más que la olvidada materia de Moral y Cívica que anteriormente formaba parte de la currícula educativa.
Aupó a parte de la juventud higüeyana a conocer sus derechos y deberes, ambos bien consignados en la Constitución, y lo hizo, a propósito de recientemente haberse celebrado el 173 aniversario de la proclamación de la Carta Magna, en 1844. La de Jefferson, como representante del Ministerio de la Juventud, es una labor que debe resaltarse, ya que justamente es en los niños y en los jóvenes en donde debemos sembrar valores éticos y morales, para comenzar a cosechar mejores frutos como sociedad.
Por otro lado, en La Romana, la fiscal titular, Reina Yaniris Rodríguez se concentró a trabajar el tema violencia de género, desde la perspectiva de la disminución y erradicación de ese flagelo que cada día corroe nuestra sociedad y, a su vez, va dejando una estela de luto y dolor en la familia dominicana.
La magistrada hizo énfasis en los niveles de violencia física, mental y sicológica, cada una más lesiva que la otra, y que dejan secuelas muchas veces insuperables.
Rodríguez es una joven magistrada, y con su formación jurídica y desempeño en el Ministerio Público, se convierte en un excelente hilo conductor de valiosas informaciones que orientan a la juventud de La Romana.
Demás estaría decir que ambas provincias: La Romana y La Altagracia, en los últimos años han mostrado altas niveles de violencia y delincuencia, por lo que las autoridades están llamadas a continuar llevando orientación a los jóvenes y adolescentes para que en su adultez no formen parte de un segmento que cada día más se pierde en un oscuro túnel.
Celebramos las acciones que en este memorable noviembre están realizando las instituciones gubernamentales y de la sociedad civil en las provincias del Este del país. Vayan nuestras felicitaciones a los que dentro de sus múltiples ocupaciones, también hacen agenda orientadas a elevar el nivel de educación y conciencia de nuestra juventud.