CULTURA Y SOCIEDAD / Lo axiológico en la narrativa de Juan Bosch

Adolfo Duluc / [email protected]

Juan Bosch es considerado una de las figuras más relevantes en el ambiente político y literario dominicano y uno de los maestros del cuento en Latinoamérica. Su bibliografía, activa y pasiva, es extensa; su arraigo político, vasto.
Bosch ha cultivado la literatura social con mucha singularidad. Sus dotes literarias se han entretejido con la cosmovisión social nuestra.
Cada uno de sus textos carga en su sintaxis y semántica nuestro entorno sin tergiversación alguna. No disfrazaba los males sociales, los denunciaba.
Por consiguiente, la axiología y la ética, dos disciplinas filosóficas relacionadas a los valores y a la moral personal y colectiva, tienen vigencia en su prolífera narrativa. Entendía, el profesor Bosch, que estas concepciones no debían estar ajenas al modo de vida de nuestro país. Por esa razón, escribía así.
A través de la literatura, expuso los valores perdidos a una sociedad descompuesta y desesperanzada en medio de una dictadura y de otros gobiernos subsiguientes.
Su prosa cuentística no gozó de “cultismos”, ya que el propósito de su obra era llegar con facilidad hasta las masas, a los de poca escolaridad, a los pobres e indefensos.
Esta virtud, de comunicar un tema con la sencillez y la claridad que lo caracterizaron, no excluía su universalidad y su integridad. El anhelo de ver a sus congéneres libres, la transparencia con la que gobernó efímeramente y por la que fue derrocado, más bien, lo hicieron trascender en tiempo y espacio.
Basta con mencionar algunos de los valores universales resaltados por Bosch en los siguientes cuentos: En “La mujer”, resalta la solidaridad y la lealtad; en “El cuchillo”, el honor y la comprensión; en “Cundito”, el honor y la compasión.
También en “El alzado”, aparece la integridad, la lealtad a los principios. En “Dos pesos de agua”, destaca el amor, la entrega y la responsabilidad.
El cuento “En un bohío”, se evidencia la dignidad y la integridad. En “La negación”, resalta la honestidad y lealtad a los principios frente a un acto deshonroso y deshonesto.